23
Mié, Sep

Fran Alcoy: “Ahora el margen de error es mínimo”

C.F. Talavera

El Club de Fútbol Talavera de la Reina visita al Real Murcia en un encuentro en el que los cerámicos necesitan volver a la senda de la victoria para acercarse a los puestos de salvación.

El partido frente al Real Murcia se antoja casi como una final, aunque todavía quede mucho.

Será un partido muy importante, como el de la semana pasada, pero no va a ser el más trascendente porque faltarán 14 jornadas y jugaremos partidos mucho más trascendentales que este, ya lo veréis. Lo que sí que está claro es que es un partido muy importante. Todos los equipos que estamos inmersos en jugarnos algo, en este caso por la parte baja, tenemos que ir sumando para ir cumpliendo el objetivo. Será un partido importante para nosotros para salir de la parte de descenso y será importante para ellos porque se están acercando a playoff.

El Municipal ‘El Prado’ que sigue creando problemas y ayer las sufrió Sedeño.

Pues sí. Es un campo que está muy blando, con las nieblas y las lluvias de estos días anteriores. El campo no filtra y no es cuestión de cuidarlo. Simplemente la humedad no la traga. En una jugada tonta el campo se levantó, se resbaló, se abrió la pierna más de lo necesario y tuvo un problema en el aductor que le hace ser baja para este domingo. Nuevamente nos tocan donde más duele, que es en la defensa. A las bajas de Juanra, de Jonxa y de Nandi se suma la de Sedeño. Volvemos a ir con cuatro bajas en defensa.

¿Cómo es este Real Murcia con respecto al que se vio en la primera vuelta?

Es un equipo muy mejorado con respecto a su comienzo. Recuerdo que cuando vinieron aquí eran colistas. Ahora no lo tienen fácil para entrar en playoff, pero están a siete u ocho puntos del cuarto, con una dinámica muy buena de seis partidos sin perder. Fueron campeones de la Copa Federación, pasaron una eliminatoria de la Copa del Rey ganando al Racing de Santander y perdiendo con el Leganés… Si dices que vas a jugar con el Real Murcia, la historia te lo dice todo. Es un equipo que quizá no tiene el potencial presupuestario de años atrás, está claro, pero con un plantel importante, un campo histórico, una afición importantísima… Es como cuando juegas con el Recreativo o con el Córdoba, es impropio que equipos de este nivel estén en esta categoría. Es un equipo muy efectivo, muy agresivo, muy rápido por fuera, compite muy bien, alterna distintos dibujos, distintos conceptos tácticos y están desde el parón acá muy fuertes. Eso les ha hecho salir de la parte baja a meterse en puestos de Copa del Rey y estar con opciones al playoff.

¿Por números y bajas estamos ante el momento más sensible de Talavera en la temporada?

Yo creo que el peor momento fue cuando fuimos a Algeciras porque el equipo estaba muy descolgado. Íbamos últimos, estábamos a cuatro puntos de salir del descenso y las sensaciones del equipo eran muy malas. Recuerdo que el partido que perdimos ante el Cádiz fue muy malo. No es que no ganaras, es que las sensaciones del equipo eran muy malas. Ahora no estamos consiguiendo los resultados esperados, pero el equipo sacó puntos en campos difíciles. De los últimos cuatro partidos perdimos uno sólo, ante el Recre, en el descuento y con dos menos. Por su parte empatamos ante el Marbella y ante un rival directo como Villarrubia. No es que estemos contentos por ello, pero veo al equipo peor entonces, aunque quedaba mucha más competición que ahora. Ahora el margen de error es mínimo, tenemos que competir y estar más acertados en las jugadas que sean definitivas para que el marcador se decante o no. En las que tengamos habrá que poner la vida para marcarlas y si ellos nos hacen pupa que sea porque lo merecen, no porque nos despistemos o no tengamos concentración. Esta pregunta tiene una doble contestación. Es el peor momento porque estamos a menos partidos de acabar, pero estamos a un punto sólo de salir del descenso directo, mientras que por entonces estabas a cuatro y las sensaciones eran muy malas. Nadie esperaba que ganáramos en Algeciras y ganáramos al Córdoba y ganamos los dos. El equipo está comprometido, está trabajando, está sufriendo y está comprometido en sacar la situación adelante. Puedes estar más o menos acertado, pero el camino es ese. Después, tenemos que saber la situación del juego y el contexto. Igual que a nosotros le ocurre al Mérida, al Villarrobledo y a todo equipo comprometido en la clasificación.

El equipo compite pero van pasando las jornadas y no sale de abajo. ¿Cómo está mentalmente?

No está bien, pero tampoco lo veo mal. Es lo que hay y sabemos que toca competir en este contexto de competición. Cuando arrancamos la temporada decimos y tenemos claro que el objetivo es salvar la categoría y en esa lucha estamos. Quisiéramos estar en la misma situación que en la temporada anterior, pues sí, estábamos encantados, de hecho hace dos temporadas estábamos preocupados por si entrábamos en playoff. Hasta la penúltima jornada tuvimos nuestras opciones y con la Copa del Rey por ahí. Ahora por lo que estamos preocupados es por salvar la categoría, pero es que ese es el objetivo del equipo y en esa lucha es en la que estamos. No quisiéramos estar ahí y esto no lo justifica, pero es que estamos en la lucha por el objetivo que te planteas a principio de temporada.