El Soliss FS Talavera se estrelló contra el muro del Atlético Mengíbar

F.S. Talavera
Typography

Adiós a la Copa del Rey, pero adiós con honor. El Soliss Fútbol Sala Talavera se despidió de la competición copera tras verse superado por 1-3 en el Primero de Mayo ante un Software del Sol Atlético Mengíbar Fútbol Sala que demostró una enorme solvencia defensiva con una actuación estelar del meta Manu y una gran pegada en el área rival.

En categorías superiores ya se sabe que los errores no se perdonan y los cerámicos cometieron tres que les acabaron costando a la postre la eliminación. Cierto es que reacción hubo, especialmente en el tramo final de partido, pero este martes era uno de esos días en los que faltó esa chispa de magia, donde la pelota se negó a entrar y si eso ocurre ante un equipo de superior categoría y tan bien trabajado como era éste es difícil llevarse el partido.

Lo hizo sólo una vez gracias al acierto de Panucci y no lo volvió a hacer más para los talaveranos, quienes terminaron encerrando a su rival durante los últimos diez minutos, siete de ellos con juego de cinco. Ocasiones hubo para ello y por el camino tres remates a los postes (dos de Josete y uno de Jesús Jiménez) así lo demuestran.

La Copa del Rey ya es historia para el Soliss Fútbol Sala Talavera, que ya puede por fin centrarse sólo y exclusivamente en la Liga, que al fin y al cabo es la competición que le ‘da de comer’ a los de Talavera de la Reina, con ese breve paréntesis que es el Trofeo Junta y que tendrá su semifinal el próximo mes de octubre en Guadalajara.

El partido no empezaría nada mal para los locales, con Jesús Jiménez y Anass poniéndole imaginación al asunto y Manu comenzando su recital de paradas. En una gran acción del ala de La Puebla de Montalbán cerca estuvo el primer gol, pero éste era trabado por un José López que debió ver la amarilla por esa acción, ya que la ocasión era cuanto menos manifiesta de gol.

Entraba la primera rotación con Panucci y Josete, los cuales se fabricaban una muy buena acción de ataque, quedándose este sólo al segundo palo y optando por la potencia antes que por la ocasión, por lo que la bola se estrellaba violentamente en el larguero y el conjunto jienense se salvaba del tanto.

A partir de ahí poco a poco el cuadro mengibareño comenzó a apoderarse del partido. Tortu hacía mucho daño en acción de pívot y la defensa local tenía que multiplicar sus esfuerzos. En el ecuador de la primera mitad una concesión defensiva daba a los visitantes el primer tanto de la noche. Ureña se encontraba en posición franca en la frontal del área y clavaba la bola en la escuadra.

Dejó tocado este gol a los de Raúl Aceña, quien pudieron encajar a renglón seguido el 0-2 y Tortu perdonaba al segundo palo tras una gran triangulación. El encuentro entró en una fase de dudas y bastante espeso por ambas partes y ahí salieron ganando los jienenses que con una estrategia ponían el 0-2 al aparecer José López al segundo palo para culminar un saque de banda.

Mal se ponían las cosas y tampoco es que desde la banda las decisiones de los de negro ayudasen. Manu derribaba a Malaka en la frontal cuando se marchaba de él y los árbitros no lo estimaban como falta. Ganaba el Atlético Mengíbar todas las acciones de cuerpo a cuerpo y los locales, que buscaban el disparo exterior se encontraban una y otra vez con Manu. Para colmo de males, antes de llegar al descanso, volvía a acertar el equipo visitante en pizarra para hacer Javi Lizana el 0-3.

Tocado y casi hundido se iba el Soliss FS Talavera al descanso, pero todavía había 20 minutos para intentar dar la vuelta a la tortilla. Salieron con toda su voluntad los locales, pero no había manera de encontrar el resquicio en una sólida defensa visitante que taponaba cualquier intentona por conseguir ese tanto que permitiera soñar con la remontada.

Fue en el 28’ con una acción de raza de Óscar cuando el Primero de Mayo, comenzó a producir esa energía adicional que necesitaba su equipo. El velaíno, todo pundonor, llegaba a la cocina y enviaba al lateral de la red. Un posible penalti no pitado sobre Anass de José López siguió calentando la caldera y casi estalló con una llegada de Rafa Luque de portería a portería que acabó con el cordobés por el suelo y esta vez sí la tarjeta a un José López que se había ido de rositas en las dos anteriores.

La estrategia de Talavera en esa acción se saldaba con chut de final de Jesús Jiménez que se iba a la madera, como poco antes lo hizo el remate lateral de Josete. Uno y otro se echaban las manos a la cabeza, juraban y perjuraban al cielo. Hoy no era el día. Siete minutos para el final y juego de cinco con Fer en el rol de portero – jugador.

El Atlético Mengíbar replegado en diez metros y Manu repeliéndolo absolutamente todo, ya fuera por arriba como por abajo, no había manera hasta que a dos minutos para el final interceptaba Panucci un servicio al corazón del área de Jesús Jiménez. Todavía había tiempo y Jesús Jiménez cerca estuvo del segundo para su equipo, pero le repelían bajo palos. También Justo Cáceres y le pasaba lo mismo. El partido moría y el sueño de volver a ver a un Primera División esta temporada en el Primero de Mayo, también.

 


FICHA DEL PARTIDO

  • Soliss Fútbol Sala Talavera: Rafa Luque, Justo Cáceres, Jesús Jiménez, Fer y Anass. También jugaron: Josete, Loren, Panucci, Óscar, Malaka y Rober.
  • Software del Sol Atlético Mengíbar Fútbol Sala: Manu, Ureña, Fran Peña, Miguelao y José López. También jugaron: Fede Díaz, Javi Lizana, David Aroca, Tortu y Toni.
  • Arbitros: Aitor García Núñez y Álvaro Peces Ludeña (Castilla-La Mancha). Amonestaron a los locales Loren y Fer. Por parte visitante vio la amarilla José López.
  • Resultado: 0-1 (min. 9) Ureña, 0-2 (min. 15) José López, 0-3 (min. 19) Javi Lizana y 1-3 (min. 38) Panucci.