La Selección Benjamín Regional cedió en la primera fase del Nacional de Salou

Fútbol-Sala
Typography

No pudo ser, el sueño de la Selección Regional de Fútbol Sala de Castilla-La Mancha se esfumó a las primeras de cambio en el Campeonato de España de Fútbol Sala de Selecciones Territoriales en categoría Benjamín.

El equipo regional, que contaba en sus filas con hasta siete talaveranos, afrontaba un grupo tremendamente complejo midiéndose a los combinados de Asturias y de Cataluña, dos de los favoritos para alzarse con la victoria final.

El primer partido, ante el conjunto astur, empezaría muy bien para los nuestros, quienes además de ponían 2-0 en el marcador merced a los tantos de Marco y de David Gutiérrez.

Pero la reacción del rival iba a ser brutal, no sólo volteando el marcador, sino dejándolo visto para sentencia con un 8-2 ante el que poco podían hacer ya, tan sólo maquillar, algo que conseguiría Hugo Gil para el definitivo 8-3.

Al día siguiente tocaba la cita con Cataluña, en lo que sería el último partido de los castellano-manchegos en el torneo y que se resolvería con un marcador de 4-4 merced a al empate en los segundos finales por parte del combinado anfitrión.

Durante la mayoría del partido los benjamines de Castilla La Mancha aventajaban en el marcador a los catalanes, siendo la línea de juego muy intensa por parte de ambos conjuntos. David Dasilva y Carlos Valero ponía un 0-2 que era contestado por los locales, pero Marco ponía el 2-3 antes del descanso.

Nada más arrancar David Dasilva ponía el 2-4 y cuando todo parecía favorable para la victoria de Castilla La Mancha, recortaba distancias Cataluña y a sólo 33 segundos del final volvía a anotar marcando el gol del empate (4-4).

Este resultado a la postre no les serviría a los catalanes para pasar de ronda, ya que sería Asturias la que logró el billete. Sin embargo la aventura asturiana moriría en semifinales al ser derrotados por Aragón. En la otra semifinales Extremadura batía a Madrid en los penaltis y en la final lo volvería a hacer ante el cuadro aragonés proclamándose de esta manera Campeón de España.