El velaíno Lehsen Mohamed firma la cuarta plaza en el IV Maratón del Sáhara

Atletismo
Typography

Con su bandera en la mano, la camiseta de Velada Runners al pecho, y su rostro expresando emoción, cansancio, felicidad y complicidad con los suyos, cruzó la meta Lehsen Mohamed viendo así cumplido su sueño, que no era otro que hacer el Maratón Internacional del Sáhara.

Dicha cita, con 20 nacionalidades distintas entre los participantes, es más que una prueba deportiva. Al aspecto deportivo se suman el carácter solidario y reivindicativo. En el caso de lo primero, porque con los fondos obtenidos, se llevan a cabo numerosos proyectos humanitarios destinados a los refugiados, principalmente a los niños.

En el caso del segundo punto, porque se utiliza para movilizar a la sociedad occidental acerca de un conflicto sin resolver, que dura más de cuarenta años. El pueblo saharaui, desplazado a la fuerza de su territorio natural, la utiliza para recordar a las Instituciones internacionales, el derecho a decidir acerca de su autodeterminación mediante un referéndum.

La prueba consta de varias distancias y distintos recorridos: Maratón, Media Maratón,10 km y 5 km… Todas con el mismo fin y propósito. La salida del maratón tiene lugar en El Aaiún, bajo un rudimentario arco de salida del que cuelgan dos banderas de la República Árabe Saharaui Democrática, pasa por el campamento de Auserd y termina en el poblado de Smara, donde los atletas son recibidos por las autoridades y refugiados, mostrando un gran entusiasmo, admiración y hospitalidad hacia ellos, no en vano, durante los próximos días compartirán sus jaimas haciéndoles partícipes de la idiosincrasia del pueblo saharaui, hasta el día de regreso a sus localidades de origen.

Según contaba el propio atleta a sus compañeros de Velada Runners, el recorrido es desértico y pedregoso, prácticamente llano hasta el kilómetro 21, donde se movía como pez en el agua, encabezando la prueba junto a los tres favoritos.

A partir de aquí, y hasta el kilómetro 30, el recorrido presenta numerosos repechos, en uno de los cuales, sobre el 22, le aparecía un fuerte dolor de espalda que le obligaba a bajar el ritmo, siendo sobrepasado por los tres atletas que definitivamente le precedía en la meta.

Desde el kilómetro 30 hasta el final, vuelve a ser llano. Las temidas tormentas de arena y el viento también harían acto de presencia desde prácticamente el kilómetro 27, dificultando más aún la tarea de correr.

Lehsen finalmente se clasificaba cuarto de la general y a su vez era el primer Saharaui.”Bonita, sufrida y repleta de sensaciones inexplicables”, así resumía Lehsen su carrera. La victoria sería para el italiano Giorgio Calcaterra (3.00:53) con Vicente Grande como segundo clasificado y tercero Juan Carlos Salvador.