07
Sáb, Dic
0 Nuevos artículos

La Escuela de Joan Linares abre paso a su séptima temporada de vida

Deportes

La 2019 - 2020 supone ya la séptima temporada en la trayectoria de la Escuela Fútbol Sala que dirige Joan Linares y que tiene su sede en el Colegio Nuestra Señora de los Infantes. Una continuidad respaldada por la preservación de esa filosofía de educación en valores y formación en deporte que lo convierten en una Escuela diferente de fútbol sala, que ya es referente en la zona, y por la que han pasado hasta la fecha más de 300 jugadores y jugadoras diferentes desde que comenzara su andadura allá por 2013.

Se presentaba la Escuela con la tradicional ofrenda de la temporada en la Parroquia de San Julián, ubicada en el complejo educativo del colegio. Allí, los integrantes de la Escuela y sus familiares fueron recibidos por el director del colegio, D. Sebastián Villalobos, que les dedicó unas cariñosas palabras al tiempo que solicitaba el amparo y protección de Nuestra Señora de los Infantes ante la ofrenda floral y de la nueva camiseta que este año portará la Escuela.

A continuación, la presentación propiamente dicha se trasladó al Polideportivo del colegio. Un escenario que resultó ser el marco espectacular para una tarde que no olvidarían los jugadores de los diferentes equipos de la Escuela, pues estrenaron una remodelada pista azul cuyo impacto visual recuerda a la pista del mismo color con la que se juega en la élite nacional de este deporte y que no hace sino abundar en el objetivo de la Escuela por dar la mayor calidad y el mejor trato a los niños.

Uno a uno, al ritmo de la música y bajo los aplausos y ánimos de sus familiares, fueron presentados los 107 jugadores que esta temporada integran los nueve equipos de la Escuela, repartidos en las categorías de Iniciación, Prebenjamín (dos equipos), Benjamín, Alevín (tres equipos), Infantil y Cadete.

El director de la Escuela, Joan Linares, tomó la palabra para agradecer a las familias la confianza que depositan en el equipo de profesionales que dirige para asumir con responsabilidad la labor de educar y formar a los niños como personas y deportistas. De igual manera, Joan animó a todos los niños a disfrutar de la temporada a la vez que puso en valor la trayectoria de siete años de la Escuela. Siete temporadas que no hacen sino refrendar la seriedad en el trabajo, el compromiso con los niños y el respeto a unos valores de superación, esfuerzo y trabajo en equipo que son las líneas directrices del colectivo.

No faltó el espacio para las firmas patrocinadoras de la Escuela, sin cuya aportación el proyecto no sería viable. Mención especial merece la presencia en la presentación del patrocinador principal de la Escuela, Vinfortel, que sorteó un Smart TV de 40” entre los niños de la Escuela, llevando la suerte no sólo al jugador afortunado sino, por extensión, a su familia.

El broche de oro a una tarde inolvidable para jugadores y familiares lo puso la foto final de familia con todas las categorías y equipo de entrenadores ocupando una buena parte de la grada. Sin duda alguna, una instantánea para el recuerdo a la que habrá que añadir las numerosas imágenes que dejará la temporada que acaba de empezar.