07
Sáb, Dic
0 Nuevos artículos

Sandra Sánchez peleará por la medalla de oro en el Nippon Budokan ante la anfitriona Kiyou Shimizu

Deportes

Habrá final deseada y esperada en el Nippon Budokan, situación y escenario que bien podría ser dentro de unos meses el mismo que albergará la competición de karate en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 y donde hay dos nombres dentro de la modalidad de kata que se encaminan a una rivalidad histórica dentro del tatami, ya que fuera del mismo han demostrado ser dos grandes amigas.

Sandra Sánchez y Kiyou Shimizu, tanto monta, monta tanto, se verán las caras en la enésima final que mida a la española y la japonesa, las actuales número uno y número dos del karate mundial y que dominaron cada uno de sus lados del cuadro hasta plantarse en la final por el oro que será este mismo domingo.

En el caso de la talaverana, con su kata ‘Kururunfa’, obtendría no sólo la mejor nota de su grupo inicial de competición (26.4), sino de todas cuantas concursaron en esta primera ronda celebrada en el mítico escenario.

La segunda ronda volvería a tener a la de Talavera de la Reina como la mejor de su grupo, esta vez con una kata ‘Anan Dai’ que la reportaría un total de 25.46 puntos, si bien es cierto que no tendría la mejor de las marcas, que la firmaría Kiyou Shimizu con un 26.82 con su kata ‘Suparinpei’.

Y llegábamos a una tercera ronda que era la que marcaría el camino de cada una de las participantes. Una soberbia ejecución de la kata ‘Papuren’, con 26.54 puntos, le daba a Sandra Sánchez el billete para la final con prácticamente un punto de diferencia sobre Hikaru Ono, que peleará por el bronce, como también lo hará Maho Ono.

Pasaba lo mismo en el otro grupo, donde Shimizu ejecutaba la kata ‘Chibana No Kushanku’ y se iba a los 26.68, inalcanzable para las demás, siendo secundada por su compatriota Emiri Iwamoto (25.8), quien buscará la medalla frente a la italiana Viviana Bottaro.

“Estamos en la final de la Karate1 Premier League de Tokio”, declaraba con ilusión una Sandra Sánchez que reconocía que “ha sido emocionante poder competir en el Nippon Budokan, donde se celebrarán los Juegos Olímpicos. El Domingo toca luchar una bonita final en un lugar increíble”.