15
Mié, Ago
0 Nuevos artículos

El Soliss FS Talavera repetirá su dupla en la portería con la renovación de Gonzalo

F.S. Talavera
Typography

Llega el jugador número doce para la presente temporada 2018 – 2019, que es una nueva renovación, y con él se cierra, de momento y salvo sorpresa de última hora, la plantilla del Soliss Fútbol Sala Talavera en el que será su curso de estreno en la Segunda División.

Evidentemente, viendo las once fichas anteriores se echaba de menos un segundo portero y precisamente esa es la demarcación que ocupa el duodécimo pasajero de la nave capitaneada por Raúl Aceña, quien volverá contar con Gonzalo Puebla Hernández como uno de los guardianes de la portería.

Juventud al poder para un arquero que apenas pasa la veintena de edad, pues tiene 21 años, pero que se ha criado en el grande por excelencia del fútbol sala patrio, un Movistar Inter al que llegó procedente el equipo de su localidad, una Agrupación Deportiva Bargas donde despuntó en edad Cadete y Juvenil.

Con los de Torrejón de Ardoz hay que destacar que incluso tuvo la oportunidad de poder entrenar con el primer plantel a las órdenes de Jesús Velasco aprendiendo al lado de grandes especialistas bajo los palos como Luis Amado o Jesús Herrero. Incluso llegaría a debutar en la máxima categoría.

Durante su primer curso en el conjunto de Talavera de la Reina, Gonzalo jugaría un total de siete encuentros oficiales, todos ellos en competición liguera, todos ellos saliendo desde el quinteto titular y curiosamente en los siete partidos disputados los de la Ciudad de la Cerámica se alzarían con la victoria.

Formó dupla bajo palos con Rafa Luque, que volverá a ser su compañero esta temporada, y entre ambos metas, aparte de contribuir en los objetivos del título del Grupo IV de Segunda División ‘B’ y el ascenso de categoría, también conseguirían ser una de las porterías menos batidas de la categoría y la que menos tantos recibió en el Grupo IV con 64 dianas encajadas.

El meta bargueño en un jugador que todavía tiene muchísimo margen de mejora por delante, no obstante ya apunta maneras destacando principalmente por virtudes tales como su buena planta bajo los palos, una más que notable capacidad de reflejos y un buen juego de pies, lo que a veces ha permitido no solo evitar los goles, sino también iniciar las acciones ofensivas de cara a la meta contraria.