24
Vie, Nov
17 Nuevos artículos

Rubén Gutiérrez firma una doble medalla de plata en tierras portuguesas

Rubén Gutiérrez
Typography

El pasado fin de semana se celebró la quinta y sexta prueba del XXV Circuito de Mar do Algarve 2017 con las etapas correspondientes a Lagoa y Castro Marim con concurso del talaverano Rubén Gutiérrez.

En la Praia Grande de Ferragudo, Lagoa, se celebró el sábado la decimoquinta edición de la prueba, que en esta ocasión además de ser puntuable para el Circuito Algarve de Mar, también lo era para el décimo circuito nacional de Portugal de aguas abiertas. Por su parte, el domingo la Praia de Alagoa, en Alturas, acogió la XVI edición de la Prueba de Castro Marim.

El nadador Rubén Gutiérrez estuvo presente en ambas pruebas, ya que participa por duodécima vez en este circuito (circuito que ha ganado ya en 6 ocasiones, quedando subcampeón en dos más), y por tercera vez defendiendo los colores de la Sección de Natación del Futebol Clube Ferreiras, su equipo portugués.

La Prova de Lagoa, contó con casi 200 nadadores en la prueba principal, y con el agua a 19,1 grados se volvió a aplicar la nueva normativa FINA de temperaturas, permitiendo el uso del traje de neopreno de manera opcional (agua entre 18-20 grados).

La cita reunió a algunos de los mejores nadadores de la modalidad de aguas abiertas del país luso, contando con dos nadadores olímpicos, y algún mundialista absoluto en la disciplina. En esta prueba el talaverano salió muy bien, aunque luego el poco espacio para tantos nadadores juntos hizo que hasta la primera boya fuese una carrera muy trabada, con muchos golpes, agarrones involuntarios…

En esta fase Rubén perdió muchas posiciones, para estabilizarse los grupos de nado tras girar en esa primera boya y estar en torno al 30º lugar. Ya en el sprint consiguió superar a los cuatro nadadores de su grupo, llegando a meta como 26º clasificado Absoluto, con un tiempo de 25:30 tras los 2.000 metros de la prueba y siendo segundo en la Categoría ‘G’ (40-49) sólo superado por Gustavo Hachmeister, el gran dominador de esta temporada, que sumaba de esta manera su tercera victoria.

Al día siguiente, los casi 190 inscritos de la Prova de Castro Marim se encontraron con el agua a unos 22 grados, lo que prohibía el uso del neopreno tras tres pruebas donde si ha estado permitido. En esta ocasión, Rubén Gutiérrez realizo una grandísima salida, llegando a la primera boya entre los 10 primeros.

Pero a lo largo de los metros fue acusando el cansancio del fin de semana, para ir perdiendo puestos, llegando a ir en torno al 30º lugar, aunque finalmente volvió a superar a cuatro o cinco nadadores en el último empujón del sprint final.

El talaverano consiguió llegar a meta el 23º clasificado Absoluto, volviendo a quedar por detrás de Gustavo Hachmeister, aunque en esta ocasión llegando delante de Marcus Ornellas, doble triatleta olímpico por Brasil, que el domingo pasado en Lagos llego por delante.

Tras las pruebas, Rubén Gutiérrez casi se asegura el subcampeonato final de la Categoría ‘G’, si bien ya tiene imposible luchar por la victoria final, gracias a las cuatro victorias que acumula el Gustavo.