13
Sáb, Ago
0 Nuevos artículos

España se topa con su bestia negra y deberá de pelear por la quinta plaza

Deportes

España tendrá que jugar por la quinta plaza de los 19º Campeonatos del Mundo FINA Budapest 2022, un duro castigo a su nivel por perder en cuartos de final frente a Estados Unidos, el mejor equipo del planeta tierra, un 13 casi invencible.

Creímos antes y durante dos cuartos (6-5), pero la realidad al inicio del tercero volvió a ser cruel para nuestros intereses. El empate ante Grecia nos había llevado al más difícil todavía. Ánimo, EQUIPO, a por la quinta plaza que queda mucho ciclo olímpico todavía y este equipo merece nuestra total admiración.

Comenzó el partido con un rápido gol de Musselman en menos de 30 segundos. Un aviso de los que es Estados Unidos. Haralabidis colocaba el 2-0 y se nos hacía un nudo en la garganta. España tenía que aferrarse al partido como fuera.

Menos mal que, Forca, de chut con bote, abría el marcador español. Después, un toma y daca extraño donde USA fallaba la primera superioridad y ya no encontraba portería con tanta facilidad. Maica y Nona aprovecharon la grieta defensiva rival para empatar el primer cuarto (3-3).

En el segundo período siguió la tónica de cierto desorden en ambos ataques. Es verdad que por la izquierda Musselman y Stteffens hacían daño en superioridad y además dejábamos escapar un penalti, aunque los goles de Nona Pérez y Judith Forca, esta última de gran vaselina, dejaban abierto el choque al descanso (6-5).

Haralabidis, en jugada personal, puso un inquietante 7-5, y después en superioridad hacía un 4-0 que nos dejaba a tres, lejos de las medallas. Pili recortaba, pero Musselman castigaba de nuevo, y por dos veces (10-7). Dinámica muy peligrosa para nuestros intereses. Cuando empezábamos a meter balones en boya y crear superioridades, éstas no entraban. El partido se había convertido en la ‘cara norte del Everest’ (11-8) a falta de un cuarto. 

Haralabidis, a pase magistral de Johnson desde su portería, ponía un casi definitivo 12-8. El partido estaba sentenciado. Pasaron los minutos y España cayó con honor, pero se nos escaparon las semifinales, el sitio natural de este equipo, que nos tiene muy mal acostumbrados.