22
Dom, Sep
0 Nuevos artículos

Álvaro Bautista completa su fin de semana de remontadas con un merecido triunfo en Portimao

Álvaro Bautista

Más de dos meses después de su último triunfo en el Campeonato, Álvaro Bautista (ARUBA.IT Racing - Ducati) se ha reencontrado con la victoria en la Carrera 2 del Round Acerbis de Portugal que ha puesto un emocionante colofón a la décima cita de la temporada 2019.

El piloto de Ducati se ha sobrepuesto a sus molestias físicas, acentuadas en el tramo final de la prueba, para sumar su 15ª victoria de este curso en el Autodromo Internacional del Algarve por delante de Jonathan Rea (Kawasaki Racing Team WorldSBK) y Toprak Razgatlioglu (Turkish Puccetti Racing).

Bautista ha arrancado defectuosamente desde el centro de la primera línea. Tanto, que sólo en los primeros metros se ha visto superado no sólo por el poleman Rea sino también por Razgatlioglu, Leon Haslam (KRT) y Alex Lowes (Patas Yamaha Team).

El anticipado duelo directo entre el campeón del mundo y el piloto español, que parecía inevitable tras el emparejamiento en primera fila después de la Carrera Tissot Superpole, se ha visto aplazado momentáneamente. Además, el talaverano aún ha sumado otro obstáculo al verse superado asimismo por Michael Van der Mark (Pata Yamaha Team) en los primeros virajes de la prueba.

Bautista ha reaccionado en el siguiente giro anotando la vuelta más rápida y adelantando al holandés. En el tercer giro ha superado también a Lowes aprovechando la mayor velocidad punta de la Panigale V4 R. A continuación, Bautista se ha pegado a la rueda de Haslam y le ha rebasado un giro más tarde, de nuevo en la recta más larga del Autodromo del Algarve.

En la siguiente, Bautista ha vuelto a apurar la frenada en la recta kilométrica de llegada y ha superado de una tacada a Rea y Razgatlioglu. Sin embargo, el turco ha apurado aún más que el de Talavera y se ha hecho con el liderazgo de la carrera. En una inesperada maniobra, Rea se ha visto desplazado a la tercera posición. El campeón del Mundo no ha tardado en responder y en la sexta vuelta le ha ganado la frenada al joven talento turco para recuperar una posición.

Con trece vueltas por delante, Bautista se ha encontrado al frente de una carrera por primera vez en el fin de semana portugués. El pelotón ya se había fraccionado totalmente, con un estirado primer grupo formado por Bautista, Rea, Razgatlioglu y el dúo del Pata Yamaha Team, y con los siguientes perseguidores, encabezados por Loris Baz (Tean Kate Racing-Yamaha) y Chaz Davies (ARUBA.IT Racing - Ducati), a más de seis segundos.

En la fase final de la carrera, el piloto de Ducati mantenía al norirlandés a un segundo neto, pero en los tres últimos giros ha rodado unas décimas más lento que su rival. Rea ha visto la oportunidad y se ha acercado a la rueda trasera de la V4 R en el último giro.

En el último sector del trazado parecía que la victoria de Bautista se tambaleaba peligrosamente, pero el #19 ha conseguido mantenerse delante y cruzar la meta con  un mínimo margen de 111 milésimas. Suficiente para lograr su primera victoria en el circuito de Portimao y también la primera desde que se impuso en la Carrera Tissot Superpole de Misano, disputada a finales de junio.

Razgatlioglu ha obtenido el décimo podio de su carrera con la tercera posición. Alex Lowes ha contenido los ataques de Leon Haslam y con su cuarta posición recupera la tercera posición de la calsificación general. Loris Baz ha cruzado en sexta posición tras imponerse en su duelo final con Van der Mark.

Marco Melandri GRT Yamaha WorldSBK), Tom Sykes (BMW Motorrad WorldSBK Team) y Sandro Cortese (GRT Yamaha WorldSBK) han completado la carrera dentro de los diez primeros. Jordi Torres (Pedercini Racing), undécimo, se ha quedado a las puertas del top ten, y detrás, Michael Ruben Rinaldi (BARNI Racing Team), Markus Reiterberger (BMW Motorrad WorldSBK Team), Eugene Laverty (Team Goeleven) y Leandro Mercado (Orelac Racing VerdNatura) han completado las posiciones de puntos.

La ventaja de Rea al frente del campeonato se reduce a 91 puntos, el pulso se traslada ahora a Magny-Cours. La batalla por el tercer puesto está realmente viva, con 45 puntos de separación entre el tercero y el séptimo.