14
Lun, Oct
0 Nuevos artículos

La edición 2019 del Mundial de Superbikes se convierte en la más impredecible de la historia

Álvaro Bautista

La edición de 2019 del Campeonato del Mundo MOTUL FIM Superbike ha sido hasta el momento de las más impredecibles que se recuerdan, repleta de giros de guion, a cada cual más dramático, en la lucha por el título. El más resaltable ha sido quizás el vuelco que ha dado la clasificación entre los meses de junio y julio, con una remontada sensacional de Jonathan Rea (Kawasaki Racing Team WorldSBK): de un déficit de 61 puntos, ha pasado a una ventaja de 81 sobre Álvaro Bautista (Aruba.it Racing – Ducati). Pero no ha sido ni mucho menos el único suceso impredecible de 2019.

Para el primero nos tenemos que remontar al primer round del año y las tres victorias aplastantes de Bautista en Australia. El piloto de Talavera de la Reina venció con una superioridad increíble, más aún teniendo en cuenta que todavía era un ‘rookie’ de la categoría. A ese triplete le seguirían otras ocho victorias consecutivas, un récord absoluto en WorldSBK. Un debut asombroso, hipnotizante… Y sobre todo, impredecible. 

De lo impredecible a unos hitos casi surrealistas: tras lograr un merecido podio en la primera carrera del año, Marco Melandri (GRT Yamaha WorldSBK) encadenó cinco sextos puestos consecutivos, otra racha sin precedentes. De hecho, quien vio todas las carreras de Tailandia se debió quedar con una sensación de déja-vu absoluto: los siete primeros fueron los mismos y en el mismo orden en las tres carreras. La regularidad llevada al extremo.

Aragón también nos depararía más sorpresas. Eugene Laverty (Team Goeleven) pasó repentinamente de sufrir en las dos pruebas iniciales de la temporada a pelear por el podio en su tercer Round con la Ducati V4 R. Aunque MotorLand aguardaba una última, triste sorpresa: se cayó en la última vuelta de la Carrera 1 al intentar adelantar a Chaz Davies (Aruba.it Racing – Ducati).

Pese a este final nefasto para Laverty, su actuación abrió la veda para que otros pilotos independientes y/o de la parte más modesta de la clasificación se arrimaran a los puestos de cabeza: Markus Reiterberger (BMW Motorrad WorldSBK), Toprak Razgatlioglu (Turkish Puccetti Racing), Michael Ruben Rinaldi (Barni Racing Team), Sandro Cortese (GRT Yamaha WorldSBK) y Jordi Torres (Team Pedercini Racing) lo han logrado en diferentes puntos de la temporada, en particular la joven estrella turca.

Tras las once victorias seguidas de Bautista, llegaría un pequeño ‘oasis’ para Rea con un doblete en Ímola. Pero cuatro semanas después, parecía que se iban a reestablecer los roles en Jerez. El de Ducati ganó las dos primeras carreras, se puso a 61 puntos en la clasificación, empezó liderando la tercera… Y se fue al suelo, su primer gran error de 2019. No acabarían ahí las sorpresas: Michael van der Mark (Pata Yamaha WorldSBK Team) se impuso a Rea y dio a Yamaha su primera victoria de la temporada.

Si aquello ya resultó chocante, quizás lo fue más todavía que se repitiera la situación en Misano, dos semanas después. Rea ya tenía el liderato a tiro de piedra: lo logró en Donington Park, para deleite del público británico, y lo afianzó en Laguna Seca tras los tres ‘ceros’ de su rival español. Todo ha cambiado en los últimos cuatro rounds – y aún podría volver a cambiar en los cuatro que quedan.