25
Sáb, May
0 Nuevos artículos

Álvaro Bautista sigue superando barreras e iguala el record de Neil Hodgson en la categoría

Álvaro Bautista
Typography

El logro conseguido por Neil Hodgson en 2003, nada menos que 9 victorias seguidas en WorldSBK para comenzar una temporada, se consideraba excepcional, pero en 2019 Álvaro Bautista (Aruba.it Racing Ducati) ha igualado ya ese récord, en una nueva demostración de que ha llegado al campeonato para revolucionar los esquemas y las jerarquías establecidas.

Para ello, el piloto de Ducati ha firmado otro triplete en la categoría reina, esta vez en su circuito de casa, para deleite de la afición local que este fin de semana le ha visto triunfar en su primera vista a Aragón sobre la mágica Panigale V4 R.

Los rivales no han hallado por el momento la llave para frenar al talaverano y en Alcañiz esto se ha traducido en unos datos espectaculares: Dominio en siete de las ocho sesiones en su camino a un triplete fenomenal, rompiendo récords de vuelta rápida y de pole position y convertirse en el primer piloto español en 12 años que gana una carrera de SBK en un circuito español.

Eufórico, Bautista reflexionaba el domingo por la tarde sobre las dimensiones de su éxito: “Ha sido un fin de semana muy bonito y especial, era la primera vez que corría en España en el Campeonato del Mundo de Superbike, y encima ganar las tres carreras ha sido algo fantástico. No había mejor manera de hacer este Round”.

Más allá de las victorias, el piloto subrayaba la manera de conseguirlas, como consecuencia de la gran confianza con que maneja la nueva arma de la casa de Borgo Panigale: “Estoy muy contento, sobre todo por las sensaciones que tengo con la moto, la confianza, la seguridad… ¡ahora mismo me siento capaz de hacer todo con la moto!”.

Con su triunfo en la Carrera 2, el español ha brindado a Ducati la victoria nº 350 en WorldSBK e se iguala en victorias con el campeón WorldSBK de 2014, Sylvain Guintoli. La racha puede continuar en Assen, en apenas una semana, y Bautista ya espera la cita con ganas: “Tenemos pocos días de descanso, y pronto estaremos de nuevo sobre la moto, con un feeling como el que tengo, me gusta subirme cuanto antes”.

Ahora vamos a Assen, que es una pista muy distinta a todas las que hemos estado hasta ahora, y la meteorología también es un poco distinta, cambiante, con más frío. Aunque conozco bien la pista, será la primera vez con esta moto. El objetivo será alcanzar el nivel de competitividad que estamos teniendo en estas primeras carreras, ver si puedo tener estas mismas sensaciones y seguir a un buen nivel”, analiza el talaverano.