22
Jue, Ago
0 Nuevos artículos

Álvaro Bautista: “Tenemos confianza porque hemos encontrado una buena base”

Álvaro Bautista
Typography

Álvaro Bautista, piloto del Aruba.it Racing - Ducati, ha concluido este pasado lunes los dos días de pruebas de invierno que se han desarrollado en el Circuito ‘Autódromo Internacional do Algarve’ en Portimão.

Después de la prueba de las últimas semanas en Jerez, ésta celebrada en Portugal le dio una nueva oportunidad al equipo, ingenieros y pilotos para recopilar la mayor cantidad de datos posible para el desarrollo de la nueva Panigale V4 R, la máquina de cuatro cilindros que este año hará su debut en la pista en el Campeonato del Mundo de Superbikes.

Como es un proyecto totalmente nuevo, los pilotos no estaban en busca de un rendimiento absoluto, sino que se concentraron en reunir información para permitir a los ingenieros analizar todo el trabajo realizado hasta el momento.

Al trabajar en todos los sectores del chasis, la electrónica y el motor, como corresponde a un nuevo proyecto, en Portimão, el equipo concluyó positivamente esta importante etapa de la temporada, antes de partir para la prueba oficial y la primera ronda de la temporada en Phillip Island, en Australia.

"Para mí estos días las pruebas en Portimão han sido positivas. El domingo fue un poco más difícil que el lunes porque fue mi primera vez aquí en Portimão, un circuito muy difícil de aprender y lleno de altibajos, así que luché un poco, pero en este segundo día me sentí mucho mejor en la motocicleta y logré mejorar”, confesaba Álvaro Bautista.

“Es la última vez que probamos la V4 R antes de irnos a Australia, así que quise dar tantas vueltas como fuese posible para conocer mejor la motocicleta. Tenemos confianza porque hemos encontrado una buena base a pesar de que sabemos que todavía hay mucho trabajo por hacer", apostillaba.

La próxima cita para Aruba.it Racing - Ducati será la presentación oficial del equipo el próximo lunes 4 de febrero en el Centro de Datos de la Nube Global de Aruba en Ponte San Pietro, cerca de Bérgamo.