23
Mar, Oct
0 Nuevos artículos

El Campeonato del Mundo de MotoGP alcanza su etapa asiático - oceánica

Álvaro Bautista
Typography

Motorland Aragón fue el escenario de un nuevo duelo frenético entre Marc Márquez (Repsol Honda Team) y Andrea Dovizioso (Ducati Team), un duelo que esta vez se adjudicó el piloto español. Una estrategia perfecta, sumada a una excelente elección de neumáticos in extremis, le sirvió al de Cervera para adjudicarse la sexta cita del campeonato y asestar un severo golpe al campeonato.

La victoria le dejaba obviamente líder y a su inmediato perseguidor, el propio Dovi, a 72 puntos. Una distancia considerable a falta de 5 carreras para terminar esta temporada 2018. ¿Inalcanzable? El de Ducati dice no.

El piloto italiano ni mucho menos se resigna a dar por perdido el título ante el rival que ya le arrebató el pasado año su primera corona en la cita de Valencia. Y aún menos en el circuito en el que se correrá esta decimoquinta prueba del Mundial: el Chang International Circuit, en Tailandia, conocido por sus largas rectas que en principio favorecerían la mayor velocidad punta de las Ducati.

A pesar de esto, durante los test realizados en pretemporada fueron las Honda las que dominaron, con Dani Pedrosa (Repsol Honda Team) a la cabeza, y con Dovizioso a poco más de cuatro más décimas de él. Aunque ya es sabido que los resultados de un test, que normalmente se aprovechan para probar piezas nuevas y perfilar la electrónica, casi nunca son extrapolables a una carrera. Sin duda, la intención de Dovi es que el sueño siga vivo tras pasar por Tailandia, y eso solo pasará si es capaz de llevarse la victoria.

La duda de cara a esta cita tailandesa estará en el estado de forma de su compañero de equipo, Jorge Lorenzo. El mallorquín, que se fue al suelo en la primera curva de la primera vuelta en el circuito de Aragón, se encontraba en un momento dulce antes de finalizar la gira europea, pero esta caída y la dislocación del dedo gordo del pie hacen que esté entre algodones (y nunca mejor dicho) para poder llegar como sea a Buriram.

En principio, está previsto que el de Ducati se pruebe e intente finalizar lo mejor posible su periplo ducatista, antes de desembarcar en Honda a partir del próximo test de Valencia (una vez finalizada la temporada).

Por su parte, Valentino Rossi (Movistar Yamaha Team) llega a un trazado por el que ha declarado no sentir especial devoción y en el que deberá de nuevo bregar para poner su M1 lo más adelante posible.