20
Sáb, Abr
0 Nuevos artículos

María Herrera se va de Assen con un puesto 19º en la general

Motociclismo
Typography

Después de firmar tres terceros puestos en los Rounds precedentes de 2019, Federico Caricasulo (Bardahl Evan Bros. WorldSSP Team) ha conquistado este domingo su primera victoria de la temporada en el Round Motul de Holanda, donde ha protagonizado una carrera estratégica, culminada con un incontestable ataque final sobre Randy Krummenacher, al que ha superado en la línea de meta por apenas 32 milésimas de segundo.

Las primeras vueltas de esta cuarta cita del año en el Campeonato del Mundo Supersport han visto sucesivos cambios de líder, con Raffaele De Rosa (MV Agusta Reparto Corse) tomando la iniciativa en los compases iniciales, relevado a continuación y sucesivamente por Krummenacher  y Jules Cluzel (GMT94 Yamaha).

Caricasulo se ha integrado también en la refriega tras un arranque más dubitativo y se ha hecho un hueco en las posiciones de cabeza. En ese compacto grupo delantero estaba también el dúo del Kawasaki Puccetti Racing, Hikari Okubo  y Lucas Mahias, y el austriaco Thomas Gradinger (Kallio Racing) que ha medido fuerzas con el francés con algunas maniobras y adelantamientos al límite.

Las posiciones se han estabilizado en la fase central de la prueba y Krummenacher se ha hecho fuerte al frente del pelotón, con Caricasulo y De Rosa en las posiciones de podio. Sin embargo, el italiano del MV Agusta se ha ido al suelo a siete vueltas del final, cuando ha perdido el tren delantero en la curva 9 mientras defendía ese tercer puesto frente al acoso de Gradinger. También en esa fase se ha caído el estonio Hannes Soomer (MPM WILSport Racedays), que peleaba por integrarse en el grupo delantero.

El triunfo de Caricasulo se ha fraguado a lo largo de las numerosas vueltas en las que ha rodado pegado al piloto suizo, estudiando sus puntos débiles y las curvas más propicias para lanzar su ataque. El zarpazo ha llegado mediada la última vuelta, sin opción de respuesta por parte de Krummenacher, que ha visto como su compañero de equipo cerraba las puertas en las pocas curvas que quedaban hasta la meta, chicane final incluida, y mantenía la primera posición por escasas milésimas. Grandinger ha visto la bandera dos décimas después y se ha convertido en el primer austriaco que consigue un podio en World Supersport, un avance de los futuros logros que parece destinado a alcanzar en vista de su notable progresión en esta campaña.

Desfondado en la segunda parte de la carrera, Cluzel ha tenido que conformarse con la cuarta plaza, fuera del podio por segunda carrera consecutiva. Detrás se han clasificado sus compatriotas Lucas Mahias (quinto, su mejor resultado del año)  y Corentin Perolari (GMT94 YAMAHA). Isaac Viñales (Kallio Racing) no ha llegado a entrar en la lucha por las primeras posiciones y ha sido finalmente octavo tras batallar durante gran parte de la prueba con Perolari y verse superado al final por Okubo (séptimo).

Por su parte María Herrera (Yamaha MS Racing) esta vez no pudo quedar en zona de puntos tras dos carreras consiguiéndolo. La piloto de Oropesa era 19ª en una carrera que la terminó prácticamente en solitario quedando diez segundos por detrás el puesto 18º y otros diez segundos por delante del 20º.