20
Mié, Sep
15 Nuevos artículos

Problemas mecánicos en la bicicleta llevan a Fernando Alarza al puesto 31º

Fernando Alarza
Typography

Montreal acogió la séptima prueba de las Series Mundiales, la segunda que se ha disputado en Canadá tras la de Edmonton de la semana pasada, y en distancia sprint. Y el protagonismo de la carrera fue para el incombustible Javier Gómez Noya, que de igual manera que sucediese en Abu Dhabi en la primera prueba del año, conseguía la victoria de forma autoritaria. Y es que en las competiciones sobre distancia olímpica el gallego sigue siendo el rey.

Javier estuvo atento en la natación y entró en el grupo escapado de ocho unidades que rodó en solitario los 40 kilómetros de ciclismo. Junto a él rodaban Jonathan Brownlee y Kristian Blummenfelt como rivales más peligrosos de cara al título final. Por detrás, un grupo mucho más numeroso rodaba a distancias cercanas al minuto y en el que se encontraban Mario Mola y Vicente Hernández.

Fernando Alarza se quedaba cortado de este segundo grupo con problemas en el sillín de su bicicleta, saliendo a correr muy lejos de los puestos de cabeza y con peligro de perder su puesto en el podio provisional de la clasificación general.

Fernando tendrá que estar sí o sí en Estocolmo y recuperar alguno de los dos resultados obtenidos en Leeds o Montreal para poder seguir aspirando a terminar entre los tres primeros en la clasificación general de las Series Mundiales, ya que tras esta competición se vio relegado al cuarto puesto final tras adelantarle el sudafricano Richard Murray.

En cuanto a los puestos de cabeza, una vez dejadas las bicicletas en la segunda transición, los primeros kilómetros estuvieron comandados por el trío formado por el propio Javier Gómez Noya, el británico Jonathan Brownlee y el noruego Blummenfelt. Pero poco antes de llegar al ecuador, en el kilómetro 5, un cambio de ritmo dejó al gallego en solitario en cabeza lanzado a por el oro.

Por detrás, Blummenfelt mantenía el segundo puesto tras dejar la compañía de Jonathan, sumando una nueva medalla de plata. Mientras que la medalla de bronce sería para el sudafricano Richard Murray, que se bajó a correr junto a Mario, al que dejó tras atacarle en los últimos cuatro kilómetros a pie.

El siguiente español en cruzar la meta fue el canario Vicente Hernández, que terminaba en décimo lugar y volvía al Top Ten de la clasificación general a falta de dos pruebas, Estocolmo y la gran Final de Rotterdam. Poco después hacía lo propio Mario Mola, quién sufrió muchísimo en los últimos kilómetros de carrera a pie, perdiendo varios puestos y terminando el 14º. Por último, el último español en llegar a meta fue Fernando Alarza, finalizando en el puesto 31º.

La siguiente prueba de las Series Mundiales se disputará en Estocolmo, Suecia, el próximo fin de semana del 26 y 27 de agosto. Y, posteriormente, el 16 de septiembre se celebrará la Gran Final de Rotterdam, que pondrá punto y final al Mundial de este año. Y con tres españoles entre los cuatro primeros clasificados luchando por firmar un triplete histórico.