11
Mar, Ago
0 Nuevos artículos

Rubén Gutiérrez comienza 2020 firmando un podio en Denia

Deportes

El pasado domingo se disputó la quinta edición de la Travesía de Invierno al Puerto de Denia. La prueba se celebró tan solo unos días después de que la fuerte tormenta ‘Gloria’ azotase con virulencia la localidad costera, lo que hizo el evento estuviese en el aire hasta solo unos días antes. Finalmente se pudo disputar y contó con una inscripción que alcanzó los 250 nadadores, que se enfrentaban a una distancia de 2.000 metros en las ‘frías’ aguas del Puerto de Denia.

El tiempo acompaño el día de la prueba, con el sol brillando y una agradable temperatura exterior entre 15-16 grados. Lo hizo con las aguas del puerto en calma en la mayoría del recorrido, pero con la pega de la baja temperatura del agua, que estaba a unos 12-13 grados.

La salida y llegada de la carrera, se producía con todos los nadadores ya dentro del agua, y sobre un recorrido de ida y vuelta delimitado por 4 grandes boyas.

El primer tramo, a través de un estrecho pasillo de unos 20 metros de ancho, se hizo bastante complicado, al salir todos los nadadores desde dentro el agua. Pero al girar la primera boya, a los 450 metros, el recorrido se ensancha y se puede nadar más cómodo.

El talaverano Rubén Gutiérrez participaba en la prueba y estuvo muy atento a la salida, colocándose en cabeza de carrera, aunque rápidamente también acusó el fuerte ritmo y el frío, perdiendo bastantes posiciones, hasta llegar a la primera boya, en torno al 20º puesto y casi perdiendo contacto con el grupo de cabeza.

Afortunadamente se dio cuenta a tiempo y en el tramo hasta la segunda boya pudo contactar con el grupo, ara girar la misma ya en la cola del mismo. Durante el tramo hasta la tercera boya, iba progresando dentro del grupo, hasta girar ya en los puestos cabeceros, en torno al octavo lugar absoluto de la carrera.

Dicho puesto ya no lo abandonó, ya que en este momento, el grupo comenzó a estirarse debido a la velocidad de los nadadores y empezando a nadar ya sin tantos golpes ni enganchones, pero con mucha más exigencia física debido al fuerte ritmo.

Ya en el tramo final, el de Talavera de la Reina era alcanzado por un nadador que venía de atrás; pero consiguió responder, manteniendo a raya al mismo y adelantando al que llevaba por delante, aunque en esa maniobra perdía un poco los pies de los dos nadadores que lideraban el grupo, siendo ya incapaz de darles alcance.

Finalmente el cerámico cruzaba la meta en séptimo lugar Absoluto, con un tiempo de 27:14 que le sirvió para cerrar el pódium y hacerse con la medalla de bronce en la categoría Máster ‘D’ (40-44) donde ganó Jonás Marín, con un tiempo de 26:27 (tercero Absoluto); seguido de Alberto Raúl Muñoz, con 27:04. La prueba fue ganada por David Huertas, con 24:24, seguido de Xavi Seguí, con 25:10 y Jonás Marín con 26:27.