09
Dom, Ago

Jose Arnaiz se estrena como goleador en Primera División dando la victoria a Osasuna frente al Celta

Deportes

Osasuna consiguió este sábado una gran victoria ante el Celta de Vigo en un encuentro en el que los rojillos lograron remontar el tempranero gol de Santi Mina. Los tantos de Enric Gallego y Jose Arnaiz, este último en el tiempo de descuento, dieron tres puntos más a un equipo que se sitúa con 48 unidades a falta de dos jornadas para que termine la temporada.

Los rojillos recibían a un Celta de Vigo necesitado de puntos para eludir las posiciones más bajas de la tabla. El equipo gallego demostró la urgencia que tenía y pronto se adelantó en el marcador. Santi Mina puso en ventaja a los suyos con un tanto que tuvo que ser revisado por el VAR después de que el asistente indicara posición ilegal del atacante, circunstancia que fue corregida y, por lo tanto, el gol subió al marcador.

Con el 0-1, Osasuna intentó encontrarse con su fútbol y, con el paso de los minutos, los de Jagoba Arrasate comenzaron a mostrar en El Sadar su mejor versión. A los veinticuatro minutos de partido, Estupiñán, Iñigo Pérez, Adrián y David García combinaron en el costado izquierdo. La buena serie de pases terminó con un Estupiñán que ganó la banda libre de marca. El ecuatoriano envió un centro medido a la cabeza de un Enric Gallego que volvió a hacerse gigante en el área rival.

El ‘once’ rojillo no desaprovechó el gran envío de su compañero y, con un testarazo certero, mandó el balón al fondo de la red. Osasuna mantuvo el pie en el acelerador y, aunque el Celta amenazó en alguna ocasión a S. Herrera, los de Jagoba Arrasate impusieron su dominio y, con el 1-1 en el marcador, las ocasiones navarras comenzaron a sucederse, aunque antes del descanso los rojillos no encontraron portería.

Tras el paso por los vestuarios, la versión de Osasuna mejoró y los de Jagoba Arrasate dominaron el segundo acto. Los rojillos llegaron al área rival de manera constante y las ocasiones se sucedieron. Sin embargo, un buen Iván Villar, la defensa viguesa y el desacierto navarros provocaron que los minutos corrieran sin que el luminoso variase.

Pese a ello, los de El Sadar no bajaron los brazos, siguieron insistiendo y en el tiempo de descuento encontraron el premio del gol. Oier envió un balón templado al área y Jose Arnaiz lo peinó sin que Iván Villar pudiera hacer nada, poniendo de esta manera el 2-1 definitivo y estrenando el talaverano su cuenta anotadora en la máxima categoría.